Los amigos son luz.

Tú tienes que ser sabio en escoger aquellos que marcan tu corazón. La Biblia dice en Proverbios 18:24: El hombre que tiene amigos ha de mostrarse amigo, y hay amigo más unido que un hermano. Hay amigos que están contigo en las buenas y en las malas, pero tú tienes que aprender a escogerlos. Proverbios 17 dice: En todo tiempo ama el amigo, y es como un hermano en tiempo de angustia. Si estás pasando momentos de soledad, la pregunta es si has amado tú a alguien como un amigo, para que tengas un amigo en el día de la angustia. ¿O son los amigos tanto problema en cuanto a tu tiempo y tu esfuerzo, que cuando estás en angustia no hay nadie que esté contigo?

Hay un concepto en inglés que se conoce como foxhole. En español sería madriguera de zorros, pero podríamos llamarles trincheras. Es un término militar que se comenzó a usar al final de la Guerra Mundial, y describe el evento de un soldado que hace un hoyo y se mete allí para disparar al enemigo; el hoyo les protegía, y a la vez era una posición de ataque desde donde podían disparar al enemigo. Ese hoyo se podía hacer para una persona, pero lo más recomendable era que fuese de dos a tres, para que hubiera tiempo de descanso entre ellos, para que pudieran cubrirse en momentos de ataques. Se les comenzó a llamar a aquellos que compartían alguno de estos hoyos “amigos de trinchera”.

En tu vida, tú vas a tener diferentes momentos en los que vas a escoger amigos. Los primeros que escogen tus amigos son tus padres; escogen tu escuela, escogen a qué fiesta de cumpleaños vas. En todas las decisiones que toman tus padres, están escogiendo tus amigos; si tus padres se mudan, tus amigos cambian. Pero a pesar de las buenas o no tan buenas amistades, tú hoy has tomado mejores desiciones en tu vida. Así que, aunque en un comienzo alguien escoge tus amigos, esos amigos no son determinantes. Más adelante, tú comienzas a escoger tus amigos, escoges a qué grupo quieres pertenecer. Lo importante es que escojas sabiendo que te van a influenciar porque pudieras tomar decisiones que marquen tu futuro y determinen para dónde tú vas, aunque realmente no sean permanentes.

Hay otros amigos que escoges por causa de tus experiencias. En Puerto Rico, habemos muchos que ahora somos amigos por el huracán María. Tus experiencias marcan tu vida, y tú tienes que escoger cuáles son las experiencias que la van a marcar. Hay experiencias que vienen a tu vida; otras, tú las buscas, las provocas. Ir a la iglesia, por ejemplo, es tu decisión. Tú decides una experiencia, y tú escoges tus amigos. Las experiencias que tú escoges te hacen amigos de por vida. Toma experiencias correctas que marquen el futuro que Dios tiene para ti.

Los amigos de trinchera son los que entran a tu vida cuando estás en momentos de angustia, de dolor; cuando no hay esperanza. Esos amigos requieren de ti que tú seas amigo primeramente; de que hayas sembrado la semilla de amistad. Pero en muchas ocasiones, Dios va a enviar personas a tu vida; no siempre son los amigos que tú tienes a tu alrededor los que van a entrar contigo en el hoyo, pero tu amistad, tu capacidad de ser amigo, el sembrar amistad, el escoger correctamente en tu vida, traerá gente que en momentos especiales se meterá contigo en esas trincheras para pelear tus peores batallas.

En una ocasión, un hombre cayó en un hoyo, y ahora tenía dolor en su cuerpo por la caída. Comenzó a gritar, pero se da cuenta que nadie lo rescataría. Luego de unos momentos, escucha que alguien se acerca, por lo que comienza a tener un poco de esperanza. Pero la persona lo que le dice es: ¡Ea!; Caíste en un hoyo profundo, está difícil la cosa, pero sé que saldrás de ahí en algún momento; te motivo para que sigas hacia delante. Así son muchos cristianos: Voy a seguir orando por ti. Ahora el dolor de aquel hombre se convierte en desesperanza. Ahora piensa que nadie le va a ayudar. Pero alguien más se acerca, y le dice: ¡Qué hoyo tan grande!; ¡Qué descuidado fuiste!; Algo hiciste para haber caído en ese hoyo. Un religioso diría: Es juicio de Dios. Ahora el hoyo de dolor era uno de vergüenza porque ahora se sentía culpable de haber caído allí. Pero todos caemos en hoyos que no sabemos ni por qué caímos. De repente, un hombre brinca a ese hoyo, y cuando menos lo piensa, está a su lado y le dice: Te escuché llorar hace un rato atrás; salí corriendo y ahora fue que pude llegar; me metí en este hoyo contigo porque un día yo estuve aquí y yo sé cómo salir; dame la mano para que veas cómo salimos de este lugar.

Gloria a Dios por los amigos de trinchera, por la gente que Dios envía que se meten en tus hoyos de mayor angustia. Pero eso no pasa por que sí. Eso solo pasa si tú haces un hoyo lo suficientemente grande para que alguien más quepa en tu vida.
DIOS ES MI FORTALEZA !!

Autor: D.R.A.

Has one comment to “Los amigos son luz.”

You can leave a reply or Trackback this post.

  1. Luis Francisco Serafín - 18/06/2020 at 2:00 pm Reply

    Gran mensaje y estoy seguro que mi pastor es mi gran amigo, porque los consejos que me da siempre son para bien de mi vida en CRISTO JESÚS BENDICIONES

Déjanos tu comentario

Tu dirección de mail no será publicada.